Luís Villaverde, una beca por contar. Parte II.

Luís Villaverde, una beca por contar. Parte II.

El día 15 de enero comenzó mi aventura en Calconut, la beca de internacionalización había comenzado. En dicha aventura tenía un objetivo a corto plazo muy claro. El día 17 de febrero nos íbamos a Dubai, en concreto a Gulfood. Una de las ferias internacionales alimentarias más importantes del mundo.

Con esta premisa era turno de conocer la empresa. Lo primero que me sorprendió, es la juventud de su equipo. Es una empresa que ha crecido muchísimo, en muy poco tiempo y que ha basado su crecimiento en dar oportunidades de trabajo a las nuevas generaciones, arropados por gente con mucha experiencia en el sector.

En mi primer día como becario en Calconut empece con las reuniones semanales de empresa. Una manera de actualizar toda la información entre todos, conocer la situación actual de cualquier punto clave y traspasar información entre departamentos. Una forma, particularmente para mí, de conocer la dinámica de trabajo de la empresa.

Después de esta primera reunión me presentaron a todos los compañeros y me contaron la historia y el futuro de la empresa para poder conocerla mejor. Y todo como ya he dicho, enfocado principalmente en la gran experiencia que tocaría vivir en Dubái.

 

“Al final llegó el gran momento, acompañado de un gran equipo, la experiencia (la beca de internacionalización) no ha podido ser más gratificante y fructífera”.

 

Teníamos que preparar bien el viaje para aprovechar bien el tiempo  y sacar el mayor provecho de la estancia en Dubái, revisar todos los asistentes del evento, contactar con los interesantes, concertar citas para aprovechar el tiempo, preparar nuestro material para presentarlo. Toda una preparación para sacar partido de la feria y de la experiencia. Al mismo tiempo que conocía la empresa cada vez mejor.

Al final llegó el gran momento, acompañado de un gran equipo, la experiencia (y la beca) no ha podido ser más gratificante y fructífera, tanto a nivel laboral como personal.

Cualquier persona que quiere conocer cómo funciona una empresa internacional, podría encontrar el viaje perfecto con esta experiencia. La “beca de internacionalización Juan Peregrín Mula“. Poner a prueba tus conocimientos adquiridos, aprender a desenvolverte y a enfrentarte a nuevos retos.

Después de esta gran aventura solo me queda seguir aprovechando mi tiempo en la empresa. Conocer y aprender todo lo que pueda en el tiempo restante e intentar ganarme un hueco con mi trabajo.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies